Rol del Arquitecto de Información

Según Ponjuán“los profesionales de la información constituyen el imprescindible puente entre los suministradores, los usuarios y las tecnologías de información”.1

Mason, por su parte, vuelve a relacionar estos tres elementos cuando plantea que son “profesionales que aplican sus conocimientos sobre información y tecnología con el propósito de obtener la información adecuada, de la fuente adecuada, para el cliente indicado, en el momento oportuno y en la forma más propicia para su uso a un costo justificable”.2

Con respecto a las nuevas funciones de esta clase de profesionales, Ponjuán, expresa: “los profesionales de la información modernos han asumido nuevas funciones en la sociedad de la información. Hoy pueden mencionarse los: bibliotecarios, los documentalistas, los especialistas en gestión de registros administrativos, los archivistas, los científicos y los g erentes de información, los analistas de sistemas, los consultores, los especialistas en Internet, los creadores de páginas Web y sus administradores, así como los facilitadores del intercambio electrónico de datos, entre otros”.1

Como puede apreciarse, los profesionales de la información actúan como mediadores entre los proveedores, los usuarios y las NTIC, y desempeñan múltiples tareas sobre las cuales Wormell afirma: “tienen una cualidad híbrida, la cual demanda flexibilidad, adaptabilidad y habilidades especiales. Y utilizan sus habilidades y conocimientos como puente para sortear los vacíos intelectuales, socio-culturales y de comunicación, en la misma forma que son mediadores de información en los procesos que activan su trabajo”.3

El desarrollo y difusión del nuevo paradigma tecnológico, impulsado por la vinculación de las tecnologías electrónicas, ópticas, multimedia y de comunicación, generaron una explosión de información y comunicación sin precedentes. Esta explosión ha incrementado y potenciado las posibilidades de los profesionales de la información, sobre todo, a partir del uso de nuevas herramientas de búsqueda, procesamiento, acceso y transferencia de la información.

Esta profesión, como muchas otras, se diversifica día a día, fruto de las transformaciones de la propia sociedad de información. Puede afirmarse, que entre profesiones que tratan con la información, estas transformaciones son más profundas, porque se trabaja con el capital más valorado en estos momentos: la información. El desafío actual consiste en abordar desde una nueva dimensión el problema de la información. Esto significa que es necesario entender las nuevas funciones que surgen, las nuevas necesidades de información y los nuevos modos de responder a estas necesidades, así como crear nuevos métodos y formas de trabajo.

Según Aramayo“por medio de Internet y otros avances tecnológicos, los profesionales de la información evalúan, analizan, organizan, reelaboran y presentan la información de manera que tenga la máxima utilidad para sus destinatarios”.4

Ellos, según Soto, adoptan para realizar sus funciones, diversas denominaciones: o rganizador y administrador de la información, arquitecto de la información, consultor de información, administrador del conocimiento, bibliotecario de sistemas, bibliotecario consultor para la formación, administrador de productos, ingeniero de software y analista de contenidos, entre otras.5

Como arquitecto de información, según RosenfeldMorville, debe lograr cuatro aspectos fundamentales en su Web:6

  • Aclarar la misión y visión para el sitio, balancear la información con las necesidades de su audiencia.
  • Determinar de cuáles contenidos dispondrá el sitio y su funcionalidad.
  • Especificar cómo el usuario puede encontrar la información en el sitio, definir su organización, la navegación, el etiquetado y los sistemas de búsqueda.
  • Desarrollar mapas de salida sobre cómo el sitio se acomodará al cambio y al crecimiento en el tiempo.

En este sentido, Coutin señala que la persona ideal para ejercer como arquitecto es “un profesional que combine conocimientos de la informática, de la organización de los contenidos y el diseño de las interfaz, que trabaje orientado hacia la audiencia, receptivo al lenguaje y visiones de otros profesionales, o simplemente, con deseos de lograr una integración multidisciplinaria”.7

Los planteamientos realizados por Ronsenfeld, MorvilleCoutin, pueden resumirse: la persona que desempeña la función de arquitecto de información debe ser capaz de organizar la información con el fin de tomar decisiones y lograr la satisfacción de sus usuarios y de combinar sus conocimientos a partir de la interdisciplinariedad. Es precisamente, el profesional de la información una persona que posee estas habilidades y destrezas.

El profesional de la información es indispensable en los procesos de selección, procesamiento, almacenamiento, búsqueda, recuperación, posicionamiento y diseminación de la información, y que forman parte del antes, el durante y el después del diseño de un sitio Web.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s